viernes, 9 de enero de 2015

Ácido 2,3-dimercaptosuccínico (DMSA, Succimer)

Es un agente oral análogo del dimercaprol (BAL), quelante del plomo, el arsénico y del mercurio (formas orgánica, inorgánica y elemental).
Indicaciones:
1. Pacientes con niveles de plomo entre 45 y 70 ?g/dL, en ausencia de síntomas clínicos sugestivos de encefalopatía.
2. Intoxicación por mercurio y arsénico.

Tiene varias ventajas sobre el BAL y el CaNa2 EDTA: se puede administrar vía oral, es menos tóxico y no aumenta apenas la excreción de hierro, cobre o zinc. El DMSA puede administrarse junto con hierro, de modo que los niños que tienen anemia por intoxicación por plomo y deficiencia de hierro pueden recibir ambos tratamientos. También puede administrarse a niños con déficit de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, sin producir hemólisis.
Efectos secundarios: síntomas gastrointestinales, malestar general, elevación transitoria de enzimas hepáticas, descenso de la hemoglobina y de los neutrófilos y reacciones de hipersensibilidad que incluyen fiebre, urticaria y rash.

0 comentarios:

Publicar un comentario