lunes, 13 de abril de 2015

El significado de Hosting

Cuando accedemos a una página web a través de nuestro navegador lo que realmente estamos haciendo es reproducir un archivo que puede encontrarse en un computador a 5000 kilómetros de distancia. Es un proceso muy similar a lo que sucede cuando nos descargamos una canción de nuestro cantante favorito de iTunes, ese audio probablemente estará localizado en un “servidor” de Estados Unidos.



Por esa razón cuando una persona quiere publicar una página web en Internet debe buscar un lugar donde alojarla a fin de que los navegadores web de sus potenciales lectores puedan leerla. Para ello en principio con un computador doméstico permanentemente conectado a la red y convenientemente configurado podría servir, pero siendo sinceros, el “selfmade” en este caso es poco práctico y muy engorroso. Por esta razón hay empresas especializadas en ofrecer estos espacios en computadores especiales denominados “servidores web”, que se encuentran conectados a Internet las 24 horas y supervisados por personal especializado. Ahí está el significado de qué es hosting, que en español vendría a ser “alojamiento”.

Existen diferentes servicios de hosting dependiendo de cuales sean nuestras necesidades, pero a grandes rasgos éstos se encuentran diferenciados entre los servidores dedicados, que son servidores que se ocupan únicamente de nuestro proyecto web; o servidores compartidos, que son aquellos que como su propio nombre indica, compartimos con otros clientes. Es un mismo disco duro del servidor podría estar sólo nuestra web teniendo todos los recursos del hardware a nuestra disposición o podríamos estar compartiendo estas prestaciones con 150 páginas más de medio mundo. La razón para escoger un sistema u otro dependerá principalmente del tráfico de nuestro sitio, ya que no es lo mismo tener 300 visitas diarias que 100.000. Obviamente los precios de unos y otros variarán, y bastante además.

Para manejar todos los parámetros relacionados con el hosting siempre hay un panel de control al que el dueño de la página puede acceder identificándose (usuario y contraseña). Además de que los archivos de la web pueden ser subidos y administrados directamente desde aquí o empleando un servicio denominado FTP que suele ir junto con el hosting (las páginas son archivos como también lo son, por ejemplo, los documentos de word).

0 comentarios:

Publicar un comentario